DÍA 1 y 2: ¡COMIENZA EL PROCESO DE TRANSFORMACIÓN Y APRENDIZAJE!


edificios-6

¡DÍA 1 SUPERADO CON ÉXITO!: ILUSIÓN/MIEDO/LIMITACIONES/APRENDIENDO A APRENDER

Comenzar la construcción de un edificio no es tarea fácil, y aun así es una empresa apasionante. Sobretodo al imaginar ese edificio precioso ya construido, con sus cimientos fuertes, sus muros verticales sólidos revestidos de hermosos materiales y ventanales grandes que iluminen todo el espacio que crean, sus  interiores amplios, protectores, acogedores, listos para asumir su papel de servicio para la habitabilidad de muchos seres.

Hecho el trabajo previo de diseñar la concepción y planificación del  proyecto sobre papel, de definir su propósito, su forma y sus límites, empieza el verdadero desafío. Y  a la vez empieza la materialización de una ilusión mental, que ahora comienza a tornarse en realidad. Para quienes conocen el mundo de la construcción (quizás como cualquier otra empresa) saben muy bien que de la idea inicial sobre papel, a la realidad tangible de una obra, hay ligeras, o no tan ligeras, variaciones y necesarios reajustes y modificaciones del proyecto in situs a medida que las obras avanzan y surgen conflictos puntuales entre el plano ideal y la realidad material. Esto mismo, a mi juicio, ocurre en la vida diaria y en los proyectos personales de cualquier índole. Y en este de aprender danza también. Lejos de ser un problema, esta naturaleza intrínsica de cualquier proyecto, pone a uno en una situación ideal para comenzar un proceso de transformación personal apasionante y de alcances en cierto grado desconocidos, lo que imbuye de más expectación y sorpresa a nuestro proceso/proyecto o proyecto en término de proceso.

Foto  tomada de internet  LA PATRIAY me gustaría recalcar esta idea: PROYECTO EN TÉRMINO DE PROCESO. Porque en una sociedad enfocada a los éxitos y logros inmediatos, tendemos a olvidar (al menos yo sí más de una vez) que cualquier empresa, como si de la plantación de una semilla se tratara, requiere de un proceso de cuidado y crecimiento, y lejos de ser una debilidad, es un regalo para saborear cada etapa del camino y consolidar unos cimientos y estructuras sólidos, para pasado un tiempo poder dar frutos más maduros y abundantes, con sabor dulce y refrescante.

Hoy fue mi primer día en el solar vacío (estudio de danza de Madrid Dance Centre en este caso) comenzando las primeras obras de mi proyecto de aprender el arte de la danza clásica, descubrir el alcance de mis límites e ir más allá de ellos, investigar el espíritu que anima a la creación de este arte y de los bailarines, indagar en las profundidades de la mecánica de la mente orientada hacia el proceso de aprendizaje, aprendiendo a usar de forma eficiente los recursos que nos brinda y superando los bloqueos y falsas barreras que tan a menudo nos hace ver, desarrollar un sin fin de cualidades espirituales como lo son la paciencia, la alegría, la perseverancia, la empatía, el esfuerzo…Y en definitiva, descubrir realidades muchas que me esperan en este proceso de aprendizaje y transformación personal e investigación, que espero pueda ser útil a más de uno y de dos; y por qué no, y de tres también.  

Sí, si, sí, eso esta muy bien, pero…¿y cómo fue  la práctica de hoy? Pues como todos los inicios, recién comenzando, en estado de desarrollo incipiente aún, adaptando mi mente y mi espíritu, topándome con mis limitaciones, aprendiendo de otros y conectando con mi  ilusión y expectación.

¡Eso es todo por hoy amigos!
¿Qué pasará?: ¡En próximos posts!

que-pasara-2013_httpcomunica2punto0.com

Anuncios