DÍA 3: CONECTANDO CON MI CUERPO Y MI ESPÍRITU/VENCIENDO LIMITACIONES/APRENDIENDO A DISFRUTAR


gotas_de_agua_en_una_hoja

Día 3: ¡No superé tanto como ayer, lo disfruté!

BBrCoAllegroTras un pequeño salto adaptativo que requiere hacer acopio de una pequeña, o algo más que pequeña, fuerza de voluntad para vencer miedos, incertidumbre y hacer tuya la práctica diaria, conectando con el espacio, con el proceso de aprendizaje, con mi cuerpo y con mi espíritu, empiezo a fluir, a ver como mi mente y mi alma comienzan a despertar y a fluir en la clase y en el día. Abandono la lucha, las expectativas, y el deseo de perfección incluso, y simplemente me quedo en el momento presente haciendo lo que estoy haciendo, observando mis límites actuales (que no posteriores), mis debilidades y mis  fortalezas, y simplemente las dejo donde están, y poco a poco mi realidad física, mental y espiritual se va transformando en el momento en el que aprendo a escucharlas y a dejarlas que lleven su propio proceso de desarrollo, sin exigirles, sin forzarlas. Entonces, milagrosamente me siento mejor, la carga comienza a diluirse en una nebulosa que se deshace directamente proporcional a mi desprendimiento.

No desaparecen todas mis limitaciones, no he llegado a mi máxima madurez (que seguramente nunca llegue), pero sé que voy por el buen camino y que esta funcionando aun sin ser perfecto, y entonces me inunda la alegría y las ganas de estar justo donde estoy, haciendo lo que hago y no otra cosa. Me apodero del proceso, del momento y lo incorporo a mi ser, y con sorpresa descubro que éste responde ante mi nueva realidad con un sentimiento de bienestar y de querer estar. Sé que el aprendizaje es un proceso complejo y no lineal y habrá nuevos retos, pero quizás ya no me importe tanto.

Hacerlo bien o mal, más rápido o más lento ya no es una prioridad, porque el motivo

por el que quiero bailar (o hacer cada uno lo que desee hacer) no es destacar, ni ser el mejor, es elevarte a un estado superior, puede que de conciencia o simplemente de mi ser. Ahora veo la sabiduría de hacerlo mal, o de tener que aprender a aprender y reconocer mi debilidad, ahora puedo desarrollar mis cualidades espirituales de humildad, confianza, colaboración, perseverancia, empatía, esfuerzo, ilusión. Entonces conecto con la belleza, la sutileza, el dinamismo y la armonía de la vida reflejo de Dios, entonces soy capaz de crear y repartir belleza, sutileza, dinamismo y armonía y por supuesto alegría. Entonces soy simplemente feliz, aun sabiendo que el proceso no acaba aquí.

Anuncios