DÍA 17 Y 18: CALMA INTERIOR. SIN PRISA PERO SIN PAUSA.


22209jungleDespués de unos días más duros, puedo decir que estoy contenta de seguir caminando sin prisa pero sin pausa. Esta vez como Einstein recomienda, “Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo”, estoy tomándome todo con más calma y desprendimiento. Es decir hago mi parte, doy pasos en mi proceso de aprendizaje y creativo, pero sin querer correr permitiendo un proceso orgánico, donde antes de comenzar a crecer el tronco del árbol, mi metafórico árbol que soy yo misma y mi proceso, tengo que permitir que mis raíces se formen, se fortalezcan y se arraiguen profundas en la tierra. De modo, que intento saborear cada momento de mi aprendizaje e investigación aún sabiendo que el fruto es todavía incipiente y esta en proceso de desarrollo y aparición.

Espiritutierra2Esto lo aplico en mis clases de ballet, las cuáles para mi sorpresa, a pesar de mi pasos torpes aún y en desarrollo, disfruto cada día más y no me supone peso alguno equivocarme, como me ocurriera en el pasado; lo aplico también, en todos los aspectos y retos de mi día, laboral, de investigación, escritura, dibujo, de mis relaciones personales, conmigo misma…

En fín, un punto a mi favor estos dos días. No me puedo quejar a pesar de los retos que se presentan por el camino.

Me quedo con una sensación de calma interior que los acontecimientos del día no pueden aniquilar.

Zen

Anuncios