CITAS: LA INFLUENCIA DE NUESTRAS ACCIONES


gerbera_photos_8

Es por vuestros actos que podéis distinguiros de los demás. Por ellos puede ser derramado sobre toda la tierra el brillo de vuestra luz. 
Bahá’u’lláh, PEB, págs. 202-203Ç

¡Oh Hijo del Espíritu! Mi primer consejo es este: Posee un corazón puro, bondadoso y radiante, para que sea tuya una soberanía antigua, imperecedera y sempiterna. 
Bahá’u’lláh, PO, Árabe, #1

Puesto que os hemos creado a todos de una misma sustancia, os incumbe ser como una sola alma, caminar con los mismos pies, comer con la misma boca y habitar en la misma tierra, para que mediante vuestros hechos y acciones se manifiesten, desde vuestro más íntimo ser, los signos de la unicidad y la esencia del desprendimiento. 
Bahá’u’lláh, PO, Árabe, #68

Quien esté dotado con cortesía está dotado con gran posición. 
Bahá ‘u ‘lláh, MVB, pág. 50

Esforzaos para adquirir tanto las perfecciones internas como las externas, pues siempre han sido y serán los frutos del árbol humano. 
Bahá’u’lláh, EB, pág. 3

————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————

rosas-blancas …esforzaos para que vuestras acciones sean a diario hermosas oraciones. 

‘Abdu’l-Bahá, SAB, págs. 76-77

Si alguno de vosotros entrara en una ciudad, debería convertirse en un centro de atracción, por su sinceridad, su lealtad y amor, su honestidad y fidelidad, su veracidad y su amorosa bondad hacia todos los pueblos del mundo…
‘Abdu’l-Bahá, SEAB, pág. 71

Sin la actitud de cooperación y reciprocidad, los miembros individuales de la sociedad humana permanecen egocéntricos, sin la inspiración de los fines altruistas, limitados y solitarios en su desarrollo, al igual que el animal y las plantas en los reinos inferiores. Las criaturas inferiores no necesitan cooperación y reciprocidad. Un árbol puede vivir en soledad, pero esto es imposible para el hombre, sin que experimente retroceso… 
‘Abdu’l-Bahá, AB, pág. 249

En todo momento ocúpense en hacer una buena obra para alguno de sus congéneres, ofreciendo a alguien amor, consideración, atenta ayuda. No consideren a nadie como a un enemigo, o como deseoso de su mal, sino piensen que toda la humanidad es como sus amigos, contemplando al forastero como a un allegado, al extraño como a un compañero, permaneciendo libres de todo prejuicio, sin hacer distinciones. 
‘Abdu’l-Bahá, SEAB, págs. 1-2

Vuestro amor y bondad deben ser verdaderos, no sólo indulgencia; porque si la indulgencia no viene del corazón, es hipocresía. 
‘Abdu’l-Bahá, BNE, pág. 85

Una entre sus Enseñanzas es ésta: que el amor y la buena fe dominen de tal modo el corazón humano que los hombres consideren al desconocido como si fuera un amigo íntimo; al malhechor, como a uno de los suyos; al forastero, como a un ser amado; al enemigo, como a un compañero querido y cercano. 
‘Abdu’l-Bahá, SEAB, pág. 85

¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que ofendáis un corazón! 
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que lastiméis un alma! 
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que tratéis sin bondad a alguna persona! 
¡Alerta! ¡Alerta! ¡No sea que causéis desesperanza a alguna criatura! 
Si fuera uno la causa de pena de un corazón o de desesperación de un alma, más le valiera esconderse en lo más profundo de la tierra que caminar sobre ella. 
‘Abdu’l-Bahá, BNE, pág. 85

¡No os contentéis con demostrar amistad solo con palabras; dejad que vuestro corazón se encienda con amorosa bondad hacia todos los que se crucen en vuestro camino. 
‘Abdu’l-Bahá, SAB, pág. 4

vegetacion

————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————————-