DÍA 50: DE LA SENSACIÓN DE HUIDA A LA NECESIDAD


Tras cincuenta días pasados  ya de los sesenta y dos de éste “reto de los 62 días” de curso intensivo de ballet,  puedo decir con mucha alegría y satisfacción personal, que mis fricciones adaptativas internas y sensación de querer huir ante las dificultades y el reto al que me enfrentaba el proceso adaptativo, donde mi cerebro y cuerpo tenían que hacerse con nuevas y difíciles rutinas nunca antes experimentadas ni asimiladas, han dado paso a una sensación de querer estar en clase y hasta de necesidad.  Ahora empiezo a adentrarme en el proceso de aprendizaje de verdad, en el que las hormonas de la felicidad, no exentas de la dificultad diaria, empiezan a recorrer mis venas y a demandar al cerebro una prolongación de este tiempo de aprendizaje precioso, y a generar por todo mi cuerpo esa sensación muy preciada de bienestar  y alegría que te catapulta a un estado de mayor aprendizaje, productividad y esfuerzo que se esconde tras un sentimiento de pasión interior y satisfacción, que simplemente te pide más y más, impulsándote a trabajar aunque en realidad solo quieres bailar.

Aquí os dejo un vídeo muy inspirador de una clase rutinaria de grandes bailarines de ballet como son: Tamara Rojo-Paloma Herrera-Viengsay Valdés-José M. Carreño-David Hallberg-Joaquin de Luz-Lopia Araujo, que ilustra e inspira las rutinas diarias de los que queremos aprender a bailar excelentemente.

Anuncios