Día 40: HONESTIDAD APLICADA AL BALLET


tumblr_m75l3h77UU1r79lczo1_1280Ocho treinta de la tarde, una clase llena de bailarines empapados en sudor, aún con la adrenalina recorriendo cada centímetro del cuerpo instando a su musculatura, esqueleto y a todos los sistemas  de su cuerpo a responder a las exigencias técnicas, y demandantes de energía y precisión, que los ejercicios que Iván nos pide nos exigen. Es la hora de que la clase termine, y regalándonos una prolongación de ese tiempo precioso, enlaza los saltos y equilibrios, con unas palabras de estética, contenido, y exigencia igual o mayor al de los ejercicios con los que retaba nuestra fuerza y equilibrio corporal unos segundos atrás.

“¿Sabéis que el ballet es de las pocas disciplinas que quedan que nos exige total honestidad?”_nos dice Iván clavando su mirada en la nuestra con contundente fuerza (visual y emocional) mientras su rostro transmuta a un estado de seriedad y solemnidad, provocados por la pasión que guarda con celo su pecho. Todos nos acercamos progresivamente a la esquina desde donde sus labios emiten éstas palabras concatenadas y energizantes; y escuchándolas atentamente, funcionan a modo de discurso tremendamente motivador, mientra nuestros corazones van aumentando su latido progresivamente y dirigiendo su atención completa hacia el contenido y el espíritu que nos transmite.

¿Honestidad?_me pregunto en silencio_ ¡Pues no podría tener más sentido!_exclama mi mente espontánea para mis adentros. Iván nos explica entre experiencias y otras ideas, que una disciplina que requiere de una técnica tan exacta para lograr cada giro y equilibrio, a menos que seamos honestos con nuestras debilidades y fortalezas no podremos progresar en esta disciplina.  Al enfrentarnos a los retos de nuestro cuerpo debemos acudir siempre a la técnica base, y no despreciar el poder con el que nos dota para ejecutar la complejidad de movimientos y secuencias que vienen después. Si no cuidamos y somos honestos con la técnica que nos falta y la trabajamos a conciencia, más tarde, al igual que si fallan los cimientos de una estructura, el resto de pilares y de muros, estarán expuestos a un equilibrio inestable y serán susceptibles de caer, o de lesionarse, también en éste caso.

Es decir, que los 28 días de secado obligatorio que tienen que pasar para que el hormigón de un edificio fragüe y sean seguros los cimientos, es el tiempo metafórico, el esfuerzo y las continuas repeticiones y correcciones que con honestidad y esfuerzo debe llevar a cabo un bailarín, para que sus  músculos y esqueleto adquieran la fortaleza y posturas adecuadas para la ejecución de cada movimiento y a posteriori de cada secuencia de éstos.

He aquí una cualidad espiritual ligada a una actividad física y mentalcuerpo, mente y espíritu de nuevo.

¿Será que nosotros los humanos estamos formados por ésta triada de elementos de distinta naturaleza, que se compensan y complementan en cada actividad de nuestra vida?

trebol